Centro de Medios Independientes de Venezuela

No Odie a los Medios! Metete en el Medio!

Portada del sitio > En la web > Segunda Voz. Una Mano para construir la República del Nosotros

Segunda Voz. Una Mano para construir la República del Nosotros

Domingo 24 de septiembre de 2017

Herman@s tod@s

Alguien ha dicho recientemente que, “para rebelarse, no hace falta un líder, un jefe, un iluminado o un mesías; para rebelarse, sólo hace falta un poco de vergüenza, un tanto de dignidad, y mucha organización”.

Nuestra voz repite estas palabras, y no podemos dejar de pensar en nuestros hermanos más pobres que, hemos atestiguado en ciudades como Caracas, comen directamente de la basura, nsotros no lejos del hambre y la enfemedad nos sostenemos por lo fuertes que son aún las relaciones resisten y re-existen en nuestras comunidades, sim embargo, no nos es posible dejar de sentir mucha vergüenza y un tanto más de rabia, sobre todo, cuando vemos al Estado Gobierno, en mesas de acuerdos con todo el conjunto del poder y su clase política clientelar, de izquierdas y derechas, entregar nuestro territorio al mejor postor transnacional que entregue dólares para refinanciar la deuda que los ha mantenido como agentes del despojo.

Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que esto que hoy, dramáticamente vivimos todos los venezolanos, indios, negros, campesinos, pobres de las ciudades, estudiantes, obreros y profesionales, igual lo viven nuestros hermanos de Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, México y todos los de abajo en toda América Latina/Abya Yala, pues, no se trata de una situación particular dada en un país particular, sino de una amenaza para todos, articulada desde los más grandes poderes del mundo pero igualmente ejercida por sus “naturales” Estados-gobiernos nacionales, sin que para nada importe su autodefinición ideológica y política.

Pero, ya estamos hartos de diagnósticos y diagnosticadores; nos negamos a más acusaciones y de los meros acusadores; porque estamos convencidos que es este el momento de levantar nuestra vergüenza y nuestra dignidad para impulsar nuestra propia organización como expresión, no de afinidades ideológicas, sino de nuestra lucha por la justicia, la dignidad y el territorio del Nosotros que Somos.

En este sentido, he aquí nuestra Segunda Voz de lo que pensamos y les comunicamos como propuestas a ser discutidas y finalmente acordadas, como pasos en la organización de una lucha como expresión del Nosotros; por eso, lo que ahora les proponemos corresponde a cinco principios que, para nosotros, deben guiar nuestra organización y nuestra lucha como cinco inseparables dedos de cada una de nuestras unidas manos; ellos son:

- El dedo de la Responsabilidad. Asumir la lucha es asumir la responsabilidad personal en función del colectivo, de la comunidad o del pueblo al que pertenecemos, pues, todo tiene que ver con todo, ya que nada de lo que hacemos es absolutamente individual sino que, todo lo que hacemos está unido a nuestra comunidad y a las otras comunidades con quienes compartimos el mundo que vivimos; por tanto, debemos ser capaces de responder por lo que hacemos o lo que dejamos de hacer; por lo que decimos y por lo que callamos, pues, no somos un “Yo” como uno y único, sino un “Nosotros” cuya responsabilidad es vivir y actuar pensando en Todos.

- El dedo de la Verdad. Ser responsable implica, por sobre todo, no mentir, pues, nuestra responsabilidad con nosotros y con los otros con quienes compartimos nuestra lucha y nuestra vida, exige que todo lo que pensemos, digamos y hagamos sea absolutamente verdadero. Ser responsable es decir siempre la verdad y actuar con verdad, muy a pesar de que ella nos afecte personalmente, pero favorece a la nación, al pueblo, comunidad o grupo al que pertenecemos. Así, decir y actuar con verdad es la máxima expresión de nuestra responsabilidad.

- El dedo de la Confianza. Sólo nuestra responsabilidad y acción verdadera nos prodiga de la confianza de los otros, pues, ninguna organización es posible de ser construida en un contexto de desconfianza. Tal vez, este ha sido uno de los elementos sobre los que más han trabajado nuestros enemigos para separarnos, dividirnos y así alcanzar sus terribles propósitos. Generar desconfianza entre nosotros nos convierte en seres individuales fáciles de ser sometidos, pues, la desconfianza rompe la posibilidad del Nosotros. Sabemos que muchos de aquellos a quienes ahora hemos convocado no han sido responsables y ni siquiera han asumido su responsabilidad luego de callar y, sobre todo, mentir por lo que muchos de nosotros sienten desconfianza sobre ellos; pero aún así, no podemos cerrar el camino a la confianza que, sólo es posible a todos al asumir nuestra responsabilidad, y a nuestro decir y actuar con verdad.

- El dedo de la Autonomía. Sólo la confianza libera a todos para pensar, organizar y actuar con la iniciativa propia de cada grupo, comunidad, pueblo y nación como formando parte de la organización del Nosotros; es decir, el respeto a la autonomía de todos sólo es posible cuando hay confianza, y la confianza sólo es posible cuando todos nos asumimos responsables de lo que hacemos y decimos y actuamos con verdad, esto es, cuando somos verdaderos ante los otros.

- El dedo de la Conciencia. Por último (que puede ser lo primero), los seres humanos sólo tienen dos formas de actuar frete a sus semejantes, o por conveniencia o por conciencia. Todo lo que hasta ahora hemos aprendido de la sociedad occidentalizada corresponde a actuar por conveniencia, desde lo que es conveniente al gobierno, al partido, al presidente, al ministro, al funcionario y que, la mayoría de las veces, siempre resulta negativo a grupos, comunidades, pueblos y naciones; por lo que, en todo caso, actuar por conveniencia siempre es un acto irresponsable, pues, niega la verdad, genera desconfianza e impide la autonomía y, por tanto, corresponde a la manifestación de la irracionalidad de corazones maleados; por ello, el principio fundamental de una posible organización del Nosotros debe orientarse a la búsqueda de un accionar en la lucha no por conveniencia de persona, grupo, comunidad, pueblo o nación que sea, sino por la conciencia de que lo que está en juego en Venezuela, América Latina/Abya Yala y el mundo todo, no es sólo la vida de un grupo, comunidad, pueblo o nación y, mucho menos, una u otra ideología sino que, en palabras de nuestro Ibrahín López García, lo que está en juego es la vida misma de la inmensa nave trompo cósmica que todos tripulamos y vivimos: nuestro planeta tierra.

Por último, muy a pesar de la gravedad de nuestras circunstancias histórico-políticas y los peligros que nuestros enemigos nos emplazan en el camino para impedir nuestra libertad que, dicho sea de paso, ellos dicen que no merecemos por nuestra constante festividad, por nuestra supuesta no preocupación y, por tanto, por la necesidad de ellos orientarnos en su progreso, nosotros estamos convencidos de todo lo contrario; esto es, los principios que antes hemos mencionado son lo suficientemente rigurosos como para impedir que sean cumplidos desde la celebración; vale decir, para nosotros el juego no es un “juego”, es la lúdica forma de aprender a ser responsables, a decir y actuar con verdad, a la adquisición de la confianza de los otros, a desarrollar la capacidad de generar iniciativas desde la autonomía del grupo y, finalmente, a la extraordinariamente libre forma de expresar y hacer evidente la conciencia del Nosotros que somos.

Es por ello que, asumiendo nuestra vergüenza y levantando nuestra dignidad en función de impulsar la posibilidad de organizar nuestra lucha por nuestra re-existencia les proponemos:

- Convocar nacionalmente a la realización de lo que llamamos:

Ciranda1 de Luchas y Experiencias Autónomas.

Esta convocatoria implica:

a.- La reunión de experiencias de lucha autónoma en cada rincón de Venezuela, de sus propósitos, de su visibilización; pero sobre todo, de su pertenencia a la posibilidad de construcción de la República2 del Nosotros.

b.- Vemos esta Ciranda cómo una fiesta capaz de convocarnos a todos desde nuestras autónomas experiencias de lucha y organización por nuestro derecho a la vida, a la salud, a la tierra, a la alegría, a la dignidad y a la belleza, por los derechos de la Madre Tierra y de todas las comunidades de seres que en ella nacen y conviven.

Se trata, pues, de una vuelta a la alegría de re-existir al enfrentar a la hidra capitalista y a todas sus formas de violencia y opresión.

c.- Pero, sobre todo, se trata de coordinar la responsabilidad de cada comunidad miembro de la “República” del Nosotros que, desde una acción verdadera y autónoma, contribuya a la formación de la conciencia de todos.

2.- Nuestra Ciranda la convocamos en consonancia al llamado de movilización internacional por la defensa de la Amazonía realizada por la Confederación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), y de las organizaciones pertenecientes a la misma, quienes han solicitado acciones en defensa del pulmón del mundo a partir del día 22 de septiembre del presente año. Así, en virtud de nuestro principio de responsabilidad en esta lucha, no podemos menos que actuar con verdad, pues, nuestro río Orinoco forma parte integral de esto que todos llaman Amazonía y que ahora el Estado-gobierno venezolano ha entregado a explotación masiva en virtud y en función de los intereses convenientes a la sustentación en el poder de los que se asumen como “revolucionarios” en el poder del Estado-gobierno de Venezuela.

Si embargo, lo mismo pudiéramos decir de los Estados-gobiernos de Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia, lo que no es un dato menor, sino que pone nuestra lucha por la organización del Nosotros para la construcción de la “República” del Nosotros, más allá de nuestra fronteras venezolanas. Esto debemos comprenderlo y, asumirlo, como parte de nuestra autonomía y conciencia.

ciranda3.- Esta primera Ciranda durará cinco días, es decir, en Venezuela la iniciaremos el día 22 de septiembre y cerrará el día 27 de septiembre, exactamente el día en que se cumplirán cuatro años de la desaparición forzada de 43 jóvenes hacedores en Ayotzinapa, Guerrero, México; pero también, el cumple-mes de la revuelta popular en Venezuela en la que el Estado-gobierno propinó unos 120 muertos en cuatro meses de protestas en las calles; pero que ahora se extiende nuevamente al territorio del TIPNIS en Bolívia, o que pretende ser convertido en lucha anti-terrorista en contra del pueblo Mapuche por el Estado chileno (hoy en manos del Partido Socialista); en fin, nuestra convocatoria no es para celebrar aunque nos negamos a ser despojados de nuestra alegría; por eso, nuestra Ciranda sigue siendo un juego pero desde, por y para nuestra Libertad.

4.- Cada comunidad, cada pueblo y cada nación presente en el territorio venezolano y en toda Abya Yala puede, ya que es su derecho autónomo, asumir la responsabilidad de convocar a su propia Ciranda desde su propia experiencia de lucha; en todo caso, la misma sólo forma parte del Nosotros si hace y, sobre todo, se realiza, a partir de los principios de los inseparables dedos de la mano que proponemos como posibilidad de unión de nuestras luchas en función de la construcción de unas otras sociedades.

5.- En este sentido, nosotros, como Wainjirawa, promotores de este proceso y respondiendo a la convocatoria de la COICA, estamos convocando para el día 22 de septiembre a un foro que hemos titulado como: “Constituyente, extractivismo y recolonización de los pueblos indígenas” en el que esperamos contar con la participación como ponentes, no sólo a importantes estudiosos de las culturas indígenas como nuestro Esteban Emilio Mosonyi y los voceros de las comunidades añuu, wayuu y barí de la cuenca del lago de Maracaibo. El mismo día nuestro hermanxs del Observatorio de Ecología Política harán una conversa con igual denominación y motivación en el Ateneo de Los Chaguaramos.

Nuestra propuesta a todas las organizaciones indígenas, campesinas, obreras, de comunidades pobres de las ciudades y hasta de profesionales que, en verdad quieran sumarse a esta nueva “república”, es que asuman su responsabilidad, actúen con verdad y sean capaces de idear iniciativas propias en las que se ponga de manifiesto, no sólo su autonomía como grupo, comunidad, pueblo o nación, sino sobre todo, su disposición de construir una otra sociedad. Esto vale para toda iniciativa de nuestros amigxs en toda Abya Yala.


Ver en línea : http://laguarura.net.ve/2017/09/14/...

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Enlace hipertexto

(Si su mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indique a continuación el título de la página y su dirección URL)

Añadir un documento