Centro de Medios Independientes de Venezuela

No Odie a los Medios! Metete en el Medio!

Portada del sitio > Articulos > Local > El Arco Minero y el Desarrollo de Venezuela

El Arco Minero y el Desarrollo de Venezuela

Domingo 24 de septiembre de 2017

El régimen sustenta su poder en la explotación indiscriminada e inmisericorde de las riquezas de Guayana, en el área que han denominado el Arco Minero, la cual sería una réplica al sur del Orinoco de la Faja Petrolífera. Esta zona, al norte del estado Bolívar, contiene grandes yacimientos de oro, plata, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita, torio y otros minerales de alto valor industrial.
Para algunas fuentes del gobierno, el arco guarda las segundas mayores reservas de oro del mundo. Para darle legalidad a este asalto de las reservas naturales del país, el gobierno promovió una Ley para el Desarrollo Productivo Minero 2016-2018 que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro, así como de otros minerales estratégicos, en tanto que además creó una Zona Militar Especial para protección de área minera, con lo cual consolidó el modelo de explotación salvaje que el gobierno regional había establecido en la zona de El Callao y Tumeremo, que se basa en la protección militar de bandas dirigidas por pranes y garimpeiros. Recordemos que fue el Gobierno el que promovió la formación de cooperativas mineras hecho que explotó la actividad minera artesanal y sobre todo la ilegal, atrayendo la presencia de 30 mil mineros, en su mayoría brasileños, colombianos y guyaneses. Esta población incontrolada y codiciosa llevó a cabo una hecatombe minera con el resultado de inmensas deforestaciones, y gran contaminación, todo lo cual pone en serio peligro la Cuenca del Orinoco y la del Caroní. Esta última afectación podría lesionar severamente al Sistema Hidroeléctrico del Guri y las otras represas aguas abajo. Hay que recordar que en una década 2/3 de la humanidad padecerá de grandes carencias de agua y que la electricidad es más importante para el desarrollo de un país que el petróleo.
Especialistas ambientales han determinado, que “la inmensa deforestación en la Gran Sabana ha alterado la biodiversidad y el ciclo hidrológico de la cuenca del Caroní; si bien los efectos de El Niño han incidido en el clima y la frecuencia de las precipitaciones en la región, los más graves efectos provienen de la tasa de deforestación que sustituye bosque por sabana; de la minería que sedimenta y envenena tanto los cursos de agua, como la cuenca y el embalse, además de las quemas frecuentes de la sabana”. El torio no ha probado ser el combustible nuclear que sustituya al uranio y al plutonio, de manera que su probable explotación no garantiza los réditos que el gobierno promete. De la misma manera, al igual que en el Congo con el coltán, la riqueza que produce el oro no se traduce en mejor calidad de vida para los que participan de esta actividad económica; por el contario, viven en poblados sin los más esenciales servicios, expuestos a enfermedades endémicas y epidémicas como la malaria y con el peligro permanente de arriesgar la vida a manos de bandas armadas que controlan el negocio a través de la extorsión.
Reducir a estos grupos irregulares que son tan grandes y violentos, acabar con la corrupción militar y estatal, sustituir la minería ilegal por las grandes compañías trasnacionales así como controlar el funcionamiento de éstas y reducir significativamente la contaminación y deforestación, será un proceso de años y nunca exento de retrocesos, daños ambientales, lesión a los pueblos indígenas y arbitrariedades de las compañías.
La verdad es que los países desarrollados no han llegado a ese estadio porque se han sustentado en la explotación de recursos naturales, mucho menos mineros; lo que si han hecho es basarse en una educación de gran calidad y el en uso intensivo de la ciencia, la tecnología y la innovación. La gran preocupación que nos embarga es que algunos opinadores y ciertos políticos de oposición creen de buena fe que el arco minero es una opción que puede sustituir al petróleo.
No ven estos desventurados que Venezuela no puede seguir insistiendo en el populismo rentista que tanto daño nos ha causado.
Caracas 1 de Septiembre de 2017

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Enlace hipertexto

(Si su mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indique a continuación el título de la página y su dirección URL)

Añadir un documento