Centro de Medios Independientes de Venezuela

No Odie a los Medios! Metete en el Medio!

Portada del sitio > Articulos > Local > Un 12 de octubre de la Chamba Juvenil de Maduro

Un 12 de octubre de la Chamba Juvenil de Maduro

Viernes 13 de octubre de 2017

Insólito este 12 de Octubre el Presidente Maduro le entregó Chamas Juvenil a los pueblos y comunidades indígenas, no tierras, semilla, vialidades, mosquiteros…
Desconocimiento total.
Nada tiene que decir el Presidente Maduro a los pueblos indígenas de Venezuela y el mundo. Su discurso de este 12 de Octubre fue pobre, dio pena ajena, insoportable de escuchar tantas palabras sin sentido alguno, irrespetuosas. El señor presidente no tiene la más mínima idea de la significación e importancia de los pueblos y culturas indígenas para la Venezuela de hoy. Desconoce, por decirlo de alguna manera, cuales son los problemas y obstáculos que esta crisis y el modelo económico de su gobierno genera sobre sus territorios e identidades históricas culturales.
El Presidente Maduro no tiene la más elemental idea de los efectos negativos de su política activa etnocida del olvido en todos los ámbitos de la vida material e espiritual de los pueblos y comunidades indígenas asentados en el territorio nacional. El impacto negativo del no desarrollo y la muerte de la educación intercultural bilingüe, al igual que no permitir el desarrollo de la jurisdicción especial indígena y la demarcación de sus tierras libre de terceros, sean ellos mineros, petroleros, gasíferos, de hacendados u obras impuestas por la IIRSA.
Maduro como presidente de un estado pluricultural y multiétnico carece de la sensibilidad espiritual e intelectual para entender que los Consejos Comunales, o los CLAP, o Madres del Barrio, o la Chamba Juvenil, en especial la minera, son expresiones ajenas a su dinámica cultural para muchos pueblos y comunidades indígenas. Estructuras que disgregan sus tejidos políticos societarios diferenciados. No hay reflexión alguna en su gabinete de gobierno, en especial en los ministerios indígenas, de la cultura y educación de las dinámicas históricas y propias de los pueblos indígenas o campesinos. Las comunidades indígenas no son barrios de Caracas, o de alguna otra ciudad de la República Bolivariana de Venezuela.
Maduro Moro no tiene la potestad, salvo su ignorancia, de homogenizar las culturas en nombre de un pensamiento único chavista/psuve. Como Presidente de un país en crisis no puede seguir hablando como si los pueblos indígenas (como la sociedad venezolana toda) no tuviesen problemas. Acaso no sabe que los pueblos y comunidades indígenas lo acogotan hoy el paludismo, el crimen organizado, el contrabando y los grupos armados colombianos, los sacadores y el comercio ilícito de minerales como el oro, el coltán, o el carbón en Guasare. No sabe que la PNB de Machiques ha sentenciado a muerte a los hijos de Carmen Fernández Romero y de Sabino Romero por el encarcelamiento de cinco Polimachiques y uno del GAES/GNB, el sicario Manguera, vinculados a la muerte del Cacique Sabino, Alexander, José Luis y Cristóbal Fernández Fernández. No sabe acaso que sus hijos Samuel Romero Martínez, estudiante de la Universidad Indígena del Tauca, o Gaby José tiene Orden de Captura por crímenes que no han cometido y ya aclarados jurídicamente.
No sabe el Presidente Maduro acaso que Carmen Fernández Romero tienen dos hijos presos y torturados por represalia de la PNB de Machiques. Que tiene una semana enfermos en la PNB de San Francisco donde fueron trasladado lejos de la familia y no le permiten el cheque medico, ni tampoco lo remiten a un médico de la policía. Y que por haberse escapado unos presos ahora no le permiten la visita de los familiares de todos los presos los miércoles por 40 minutos, sino 10 minutos y un miércoles si y un miércoles no.
No sabe el Presidente Maduro que el juicio de Sabino está parado, que a José Luis Fernández Fernández el Fiscal 76 Nacional de Maracaibo abogado Alejandro Méndez (destituido por corrupto) solicitó al Tribunal de Maracaibo Archivo Fiscal y a Cristóbal Fernández Fernández el Sobreseimiento habiendo testigos y conocimiento de quienes fueron sus asesinos. Y el caso de Alexander Fernández Fernández está guardado en Caracas el Archivo de la Fiscalía 91 Nacional con competencia en materia indígena a cargo del Fiscal Robaldo Cortez Cadalez.
Quizás el Señor Presidente no tiene porque saber estos detalles, paro ya es hora que lo sepa porque estos detalles hoy vuelven a ser preocupación en Naciones Unidas. El Comité Sobre Discriminación Racial está preguntando por estos casos.

Portafolio

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Enlace hipertexto

(Si su mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indique a continuación el título de la página y su dirección URL)

Añadir un documento